domingo, 6 de abril de 2014

Loida , Eunice y Timoteo.

No se menciona mucho de estas dos mujeres, pero lo poco que se dice es suficiente. Las personas que nos rodean moldean nuestro carácter y todos los aspectos de la vida familiar tienen un gran impacto.

¿En que están basados los valores de tu hogar?,¿ en una tradición humana?, ¿en los principios de este mundo? ¿o están basados en Dios?

Loida fue una mujer de gran influencia a su familia, los principios que enseño estaban basados en Dios. Fue una mujer que practico Dt. 6:6 y 7.


Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.


Ella aprovecho cada momento para transmitir la verdad de Dios a su hija Eunice y a su nieto Timoteo. Dos generaciones que fueron influenciadas por Loida.
Timoteo sabia desde su niñez las sagradas escrituras. 2 Tim 3:15 dice:

Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Timoteo creció oyendo como Dios saco al pueblo de Israel de Egipto, como abrió el mar rojo, como hay que amar a Dios, conocía los milagros que ocurrieron en el pueblo de Israel, sabia quien era Daniel, etc.¿ no es esto emocionante? que privilegio tenemos las madres de poder instruir nosotras a nuestros hijos y de enseñar la palabra de Dios y sus principios.  
(Estoy hablando en el caso de Loida, Eunice y Timoteo, claro que el papá también se debe ver involucrado en la enseñanza y guía espiritual).

Hoy en día dejamos a un lado la instrucción de la Biblia de Dt. 6:6. y preferimos que "otros" enseñen a nuestros hijos, ya sea la escuela, iglesia, televisión, niñera, desconocidos, guardería, etc; Los padres somos los responsables de enseñar a nuestros hijos las verdades de Dios y sus principios.






Loida y Eunice fueron gran influencia y buenas maestras en la vida de Timoteo. 2 Tim. 1:5 dice:
Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

Pablo señala la fe de Timoteo como una Fe genuina, no fingida; esta Fe es la misma que tiene la abuela y la madre son tres generaciones que se caracterizan por tener la misma Fe, la Fe es algo personal, cada persona tiene que tener un encuentro personal con Dios y creer en Jesús como su único y suficiente Salvador. Aunque la abuela creía en Dios esto no quiere decir que toda la familia también lo haría. Queda claro que la Salvación es algo personal. Es un privilegio si como madre tu compartes a tus hijos el mensaje de la cruz.

http://www.elviajedeunamujer.com/2014/04/como-presentarle-un-nino-el-plan-de.html Este enlace te explica paso a paso como compartir el evangelio, se tu quien comparta el evangelio a tus hijos., no delegues en otros esta responsabilidad. Este mundo necesita mas Loidas y Eunices que guíen a sus hijos en los principios  de Dios. 

Conclusión:
Para ser buenas maestras, predicaron con el ejemplo,¿ Como lo estamos haciendo nosotros? Loida tiene el privilegio de ser esa abuela que es de influencia en su familia, dejo como herencia los principios de Dios ya que es lo que se hereda; no así la salvación esta es personal.
Eunice es esa madre que cuido y amo a su hijo, ¿Quien quisiera tener un hijo como Timoteo? Cuenta a tus hijos la palabra de Dios si son mayores lean la Biblia juntos, que tal un devocional familiar,etc. Ora con ellos y por ellos. Animalos a participar en la iglesia en algún ministerio. 1 Tim. 4:12. Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.



                                                                 
                                                           Aprendiendo a ser
                                                                     mamá.








No hay comentarios:

Publicar un comentario