lunes, 30 de marzo de 2015

Evalúe sus objetivos

Evalúe sus objetivos

Al finalizar el capitulo cuatro me tope con esta pregunta.
¿Está usted dispuesto a sentarse y analizar lo siguiente para sus niños: Objetivos de entretenimiento, una lista de fortalezas y debilidades metas a corto y a largo plazo, y sus estrategias para crianza?

Wow!! Que pregunta tan retadora., Hay objetivos que dirigen nuestras elecciones al criar a nuestros hijos. Algunos padres pueden ser conscientes de los objetivos para sus hijos y otros están implicados en las decisiones que hacemos los padres.

La mayoría de los padres sino es que todos quieren que sus hijos tengan éxito. Este deseo del éxito tiene diferentes formas y definiciones para cada persona. Estamos de acuerdo de que la crianza tiene que ver con sus logros futuros.

Mencionaremos algunos objetivos no Bíblicos vistos en este capitulo 5.
Los expertos en Psicología, teología, educación, deportes  y motivación se han agotado a si mismos y a sus audiencias.

1. DESARROLLAR HABILIDADES ESPECIALES:
Implica involucrarlo en una amplia gama de actividades (beisbol, futbol, Karate, natación, danza) etc.
Estas habilidades no son malas y pueden tener su lugar en la vida, pero ¿Recibirán sus niños una instrucción bíblica
 Y adecuada concernientes a la opinión de si mismos, al juego limpio, la lealtad, el equilibrio, la paciencia, etc.
¿Depende el éxito verdadero de las habilidades que enseñan estas actividades?

2. AJUSTE PSICOLÓGICO
Otros padres procuran objetivos psicológicos y, motivados por el vivido recuerdo de su propia niñez, se preocupan por el ajuste psicológico. Los libros y revistas actuales promueven la psicología popular del momento.
¿Ha notado que ningún libro promete producir niños que estimen a otros?
¿Cómo puede enseñarle a su hijo a funcionar en el reino de Dios, donde es el siervo el que dirige. Si les enseñan cómo hacer que la gente en su mundo los sirva a ellos?

3. HIJOS CONVERTIDOS.
Algunos padres creen que si sus hijos se salvan, todos los problemas de la vida se resolverá,, los Padres esperan que los hijos tengan in giro espiritual como ellos mismos lo experimentaron.

4. ADORACIÓN FAMILIAR
Algunos padres creen que la familia que ora unida permanece unida, son conscientes de un tiempo devocional diario, pero en la vida familiar y valores familiares debe haber una conexión entre la rutina devocional familiar y la vida diaria.

5. NIÑOS DE BUEN COMPORTAMIENTO
Como padres no debemos corregir a un hijo o hija porque otros lo consideran apropiado. El foco de nuestra atención en los hijos no debe ser la conducta. Debemos hacer según lo que Dios piensa.

6. BUENA EDUCACIÓN
Hay padres persuadidos de que la educación trae el éxito, pero a veces es posible ser bien educado y no entender la vida.

7. CONTROL.
Hay padres que controlan a sus hijos para cumplir ciertas metas.
El control no es dirigido a objetivos de desarrollo de carácter, sino que la preocupación es la conveniencia personal y la apariencia pública.

LA ADVERTENCIA BIBLICA CONTRA LA INFLUENCIA CULTURAL
Debemos adoptar metas bíblicas para enfrentar la influencia cultural.
El fin supremo del hombre es glorificar a Dios y gozar de él siempre.
Debemos enseñar a nuestros hijos a funcionar en una cultura que ha abandonado el conocimiento de Dios.
No debemos enseñarles a complacer sus propios deseos y antojos, la idolatría del materialismo. Los niños deben aprender que solamente se van a *encontrar ellos mismos cuando encuentren a Dios*


SEÑALES MIXTAS
El Salmo 36 afirma que es sólo en Su luz que nosotros vemos la luz. sin embargo le ofrecemos a nuestros hijos un mundo diferente.

Debemos enseñar a nuestros hijos a resolver los problemas de la vida, de una manera Bíblica.
El consejo Bíblico lleva a sus niños a encomendarse al cuidado y protección de Dios. Dios nos recuerda que debemos bendecir a los que nos maldicen.

Este consejo dirige el niño(a) a Dios y no a sus propios recursos. 
¿Cómo define usted el éxito?
Complete esta oración: Lo que mami y papi quieren para mi es........

Lizzy

Biografia:
Cómo pastorear el corazón de su hijo
Tedd Tripp
Capitulo 5 

martes, 24 de marzo de 2015

3 Pastoreando El Corazon Del Nino Infancia de 0 a 5 video 3


Efesios 6:1 
Hijos obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.

Como padres, somos los agentes de Dios para enseñar, instruir y disciplinar. La disciplina hacia nuestros hijos es la expresión más profunda de amor.








domingo, 22 de marzo de 2015

Tu estas a cargo

CAPITULO 4: Tu estas a cargo

“A  nuestra  cultura  no  le  gusta  la  autoridad.  No  es solamente que no nos gusta la autoridad, o nos gusta ser autoridades. Uno de los lugares en donde se hace más evidente es en nuestra incomodidad con la autoridad en el hogar. Necesitamos un entendimiento bíblico de la autoridad”. Tedd Tripp

Confusión acerca de la autoridad
Uno de los problemas con los que nos enfrentamos los padres en esta cultura es el ejercicio de la autoridad sobre nuestros hijos. Muchos estudios indican que los padres han perdido la autoridad sobre sus hijos.

Tedd Tripp en su libro lo dice con estas palabras:

“Si no conoces la naturaleza y hasta donde abarca tu autoridad,  tus  hijos  sufrirán grandemente.”

Llamados a estar a cargo
Como padres Dios nos ha llamado a “tener el mando”, la autoridad que ejercemos sobre nuestros hijos es dada por Dios, eso quiere decir que no actuaremos a nuestra conveniencia sino que actuamos según el mandato divino, como agrada al Señor.

“Los padres  son  las  personas  por  medio  de  las  cuales  los decretos de Dios son transmitidos y Dios los llama para entrenar a sus hijos cuando se sienten, cuando vayan por el camino,  cuando se acuesten y cuando se levanten. Dios tiene un propósito. El quiere que una generación le siga a otra en Sus caminos. Dios logra su propósito a través de las agencias de instrucción paternal.”

Confianza para actuar


Debemos recordar que como padres y madres estamos bajo la autoridad de Dios, y es bajo ese modelo, que como padres ejercemos la autoridad sobre nuestros hijos, instruyéndolos y amonestándolos en el Señor (Efesios 6:4)




Como padres y madres no venimos a nuestros hijos demandando obediencia, nuestros hijos son comprometidos de parte de Dios por la palabra. Y es por medio de la palabra que requerimos la obediencia. Esta verdad nos permite actuar con confianza, sabiendo que nuestra autoridad viene de Dios.

Un mandato para llevar a cabo
Como padres actuamos en obediencia a Dios, es nuestro deber enseñarle a nuestros hijos que Dios los ama tanto que les dio a sus padres para ser buenas autoridades, enseñarles y guiarles. Los niños están mirando y aprendiendo de nosotros todo el tiempo, ellos aprenderán a tomar decisiones sabias por medio de nuestro ejemplo, lo más importante de todo es que los padres deben querer estar al mando.

Definición de la paternidad
Nuestra cultura ha reducido la paternidad a simplemente a proveer cuidado: comida, ropa, cama o tiempo de calidad. Deuteronomio 6:6-7 nos hace ver que esta es una tarea de tiempo completo, es una tarea penetrante, Dios nos ha llamado a pastorear a nuestros hijos.

Objetivos Claros
Nuestro objetivo es guiar a nuestros hijos a guardar el camino del Señor haciendo lo que es correcto y justo. Ser un padre significa trabajar de parte de Dios para proveer dirección a nuestros hijos, ayudarlos a conocer y entender los estándares de Dios y enseñarles que son pecadores por naturaleza.



Humildad en la tarea
Como padres no hay lugar para nuestro enojo. Santiago 1:19-20 lo expone muy claro, la ira del hombre no obra la justicia de Dios. La vida recta que Dios desea nunca es producto de un enojo descontrolado.

“Si  permites  que  el  enojo  impío  ensucie  el  proceso  de corrección, estás mal. Necesitas pedir perdón. Tú derecho de disciplinar a tus hijos está relacionado a lo que Dios te ha llamado a hacer,
no tienes tu propia agenda” ~ Tedd  Tripp~

Como padres, somos los agentes de Dios para enseñar, instruir y disciplinar. La disciplina hacia nuestros hijos es la expresión más profunda de amor.
Redimida por su gracia,
Jahaira 




lunes, 16 de marzo de 2015

Orientando tus hijos hacia Dios

Resumen – Capítulo 3
ORIENTANDO TUS HIJOS HACIA DIOS
“La orientación hacia Dios es como el velero en la vida del niño” Ted Tripp
El niño podrá ser moldeado por muchas influencias, pero su orientación hacia Dios determinará cómo responda a estas influencias.
“El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia” Proverbios 9:10. Si nuestros hijos son temerosos al Señor, serán hombres y mujeres sabios.
Por naturaleza el ser humano es un adorador, es decir, o adoramos y servimos a Dios o creamos ídolos para nuestra adoración. El problema no es nuestra tendencia a adorar, sino hacia dónde enfocamos nuestra adoración. Lo que gobierne el corazón de nuestros hijos, determinará su adoración (Dios o los ídolos).
“La necedad está ligada en el corazón del muchacho; más la vara de la corrección la alejará de él” Proverbios 22:15. El hombre no es pecador cuando peca, peca porque es pecador desde el vientre.
Como padres tenemos que estar conscientes que algo anda mal en el corazón de nuestros hijos; no basta con cambiar su conducta, debemos dirigir su corazón.
Uno de los llamamientos más grandes que Dios le ha dado a los padres, es la de mostrar la grandeza y bondad de Dios a los hijos. Esto se logra viendo a padres que ven y reconocen a Dios, en cada cosa, por pequeña que esta sea. Con el ejemplo debemos pastorear el corazón de nuestros hijos y llevarlos hacia el Único que es digno de adoración. Y en su caminar, estemos siempre atentos y preguntémonos,
¿A quién adoran?...
Nuestra tarea no se limita a proveer cosas buenas a nuestros hijos y darles un ambiente sano y agradable. El papel más importante, es lograr que nuestros hijos tengan una relación con Dios; que lo amen y le sirvan con todo su corazón. Esta relación con Dios, hará que ellos interactúen sabiamente con las influencias (positivas y negativas) que los rodean.
Hagamos todo lo que esté de nuestra parte!!! Brindemos a nuestros hijos experiencias enriquecedoras para su vida; pero sobre todo pastoreemos su corazón en dirección del conocimiento y servicio a Dios.

Oremos para que Dios sea el velero en la vida de nuestros hijos y sean hombres y mujeres que honren a Dios.

Resumen por Alma Leticia Villela
Capitulo 3
Cómo pastorear el corazón de su hijo
Pag19-26 Tedd Tripp

miércoles, 11 de marzo de 2015

2 Tedd Tripp Pastoreando el corazon de tu hijo 2 Influencias formativas


Te invito a escuchar al escritor Tedd Tripp sabe de lo que está hablando y sabe a quién le esta hablando. Él conoce a los niños, conoce a los padres y conoce los caminos de Dios. Es un padre experimentado, pastor, consejero y un director de escuela.


domingo, 8 de marzo de 2015

Influencias que impactan en la vida de tus hijos

Nuestros hijos están siendo formados y moldeados por las circunstancias de la vida. Todos los aspectos de la vida familiar tienen un impacto profundo en las personas que sus niños se hacen.


La historia de Pedro. vivía en un hogar donde sus padres se separaron. él quedo a cargo de su madre con 5 hermanos más. Eran tantos que difícilmente su madre podía atenderlos por si sola. la madre tenia que salir a trabajar para sostener a sus hijos. Pedro creció sin la figura paterna y una madre ausente.En su adolescencia Pedro conoció de Dios. Ya casado Pedro pudo entender que si bien su vida no fue fácil cuando fue niño Dios tenia el poder de cambiar su vida y tomar las influencias de su niñez como una oportunidad para crecer y buscar a Dios.

Hay muchas historias para contar, aún podemos reflexionar en las nuestras.  todos los eventos e influencias que afectaron ya sea negativamente o positiva-mente nuestras vidas.

El punto en este capitulo es darnos cuenta como padres que influencias están marcando la vida de nuestros hijos.Ellos están siendo formados y moldeados por las circunstancias de la vida.



 La persona que su niño llega a ser es el producto de dos cosas:
1 La primera es su experiencia de la vida.
2 La segunda es cómo el reacciona a esa experiencia.
Las circunstancias de la vida no sólo actúan sobre él, sino que él reacciona a ellas (se espera que el niño responda de acuerdo a como Dios dice en su corazón)
Este diagrama le ayudará a saber dónde su niño necesita estructura y pastoreo.
Hay influencias, las cuales están dentro y fuera del control de los padres, vienen al niño y afectan su vida poderosamente.
Influencias Moldeadoras
La estructura familiar debemos tomar en cuenta preguntas como estas:
¿Es la familia una familia tradicional? ¿A cuántos padres está expuesto el niño?¿Cómo están estructurados los papeles de la crianza?¿Cómo se mezcla la personalidad del niño con la de los otros miembros de la familia?
Valores familiares. (Los cuales no siempre son hablados o tangibles) ¿Qué es importante para la familia, como para luchar por ello?¿Qué vale la pena y qué pasa sin ser notado?¿Son las personas más importantes que las cosas?¿Está la vida organizada en función de conocer y amar a Dios o está la familia en una órbita diferente a esa? ¿Se basan los valores de su hogar en la tradición humana o en Cristo?
Roles familiares.¿Qué rol juega cada miembro de la familia?¿Están los padres involucrados en la vida de la familia?¿Quién paga las cuentas? ¿Quién tiene la ultima palabra en casa?
Respuesta de la familia ante el fracaso. ¿Cómo los padres enfrentan el fracaso de los hijos?¿Qué comunicamos? ya sea verbal o no verbalmente. ¿Cómo los hacemos sentir?Ya sea que el niño haya experimentado un ánimo genuino o una crítica mordaz o ambos, eso sera una experiencia formativa en su vida.
Resolución de conflictos.¿Cómo resolvemos nuestros problemas en la familia?´¿Resuelven los miembros de la familia los asuntos o simplemente se alejan de ellos? ¿se resuelven con principios bíblicos?
Historia familiar. ¿Quienes son los abuelos? ¿En qué trabajan los padres?¿Cuales son las costumbres familiares? ¿Cómo es la vida familiar, son unidos, separados?¿Quienes nacen y mueren en la familia?¿Cuáles son sus raíces? ¿Hay algún enfermo en la familia o fase terminal?

Errores al entender las influencias formativas
1. Ver las influencias formativas como determinantes. Es el error de asumir que el niño es una victima impotente de las circunstancias en las que fue criado.
2.Negar los efectos de ellas. Es el error de decir que el niño no es afectado por las experiencias de su infancia.
Ni la negación ni el determinismo son lo correcto.Debemos entender estas influencias formativas bíblicamente, lo cual nos ayudara en la tarea como padres.

Si su hijo o hija conoce y ama a  a Dios y ha aceptado el hecho de conocerlo, le puede capacitar para conocer la paz en cualquier circunstancia, entonces él responderá constructiva-mente a sus esfuerzos formativos. Pero si no lo conoce se podrá revelar contra todo, aun su mejor esfuerzo como padre.
Proverbios 4:23 le enseña que el corazón es la fuente de la cual mana la vida. El corazón de su hijo determina cómo responde a su crianza.

Biografia: Cómo pastorear el corazón de su hijo
Tedd Tripp. Capitulo 2.
Resumen Priscilla de Moreno.





domingo, 1 de marzo de 2015

Llegue al corazón de la Conducta

Llegue al corazón de la conducta

Hace unos años buscaba a gritos una ayuda para educar de una forma correcta a nuestros hijos, en especial a nuestra pequeña la cual hacia unos berrinches extremos desde su primer año de vida (ya saben tirarse al piso sin ninguna razón queriendo solo lograr su objetivo, decirme no cuando yo le decía ven, siéntate, y aun decirme palabras  desagradables) confieso que me sentía angustiada y a su vez desanimada no entendía porque a su corta edad ella actuaba de esa forma si nosotros como padres hacíamos “lo correcto”. Ya cansada pedí ayuda y un consejero generosamente me hablo de este libro, ¡wow lo devoré ¡


Cómo Pastorear el Corazón de su Hijo
Tedd Tripp

El propósito del libro es hacernos ver que la situación tiene esperanza. Nosotros  podemos crecer a nuestros hijos como Dios quiere.
Nos enseña a ocuparnos de nuestros hijos en lo que realmente es importante: Su corazón por medio de la observación de sus palabras y acciones. Nos enseña como la disciplina y la comunicación trabajan juntas.
La importancia de la autoridad: Nosotros ejercemos autoridad como agentes de Dios. Para ello necesitamos la guía segura que es la Biblia, que nos da la verdad absoluta.
El propósito de tu autoridad en las vidas de tus hijos no es tenerlos bajo tu poder, sino proporcionarles el poder para que sean personas con dominio propio viviendo libremente bajo la autoridad de Dios.

Pastoreando: Me encanta pensar en como somos pastores de nuestros hijos, este proceso de pastorear  ayuda al niño a entenderse a si mismo y el mundo en que vive. Tú debes pastorear sus pensamientos a aprender el discernimiento y la Sabiduría.

El enfoque principal de la crianza es el Evangelio: Cuando no presentamos las normas de Dios, robamos a nuestros niños la misericordia del evangelio, nuestros niños deben asimilar el mensaje del Evangelio. 



Resumen:
El corazón determina la conducta por tanto lo que usted dice y hace, expresa la orientación de su corazón. Lucas 6:45
El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien, pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca.

La conducta no es el asunto fundamental, el asunto básico es lo que está ocurriendo en el CORAZÓN, porque el corazón es el centro de control de la vida.

Todo comportamiento está ligado a la conducta del corazón, la disciplina tiene que tratar con las actitudes del corazón. El corazón es el manantial de la vida, y por esa razón la crianza se ocupa de pastorear el corazón.

Como pastores del corazón de nuestros hijos debemos ejercer nuestra autoridad con sabiduría poniendo en practica nuestra autoridad a través de la palabra de Dios y con un buen ejemplo.

Debemos aprender a involucrarnos con nuestros hijos, no solo a reprenderlos. Si usted va a tratar de descifrar la gran confusión acerca de la crianza, debe ir a las escrituras para hallar respuestas.

Mis hijos peleaban por la mañana culpándose uno a otro cuando les llame la atención, era justo antes de irnos a la iglesia, entre a la habitación el piso se encontraba mojado yo enseguida dije: ¿Quien fue? como niños nadie quería salir regañado y comenzaron a culparse el uno al otro, en ese momento mi esposo entro y les pregunta ¿por qué lo hicieron? a lo que los dos contestaron estábamos jugando (recordé la importancia de enfocarme en el corazón)

 Necesitamos comprender a nuestros niños en relación a los dos conjuntos de elementos que le afectan:
1 El niño y su relación con las influencias formativas de la vida.
2 El niño y su relación con Dios.

Ahora tengo claro que es mas importante enfocarme en lo que esta ocurriendo en su corazón (de nuestros hijos) El corazón es el centro de control de la vida. Muchas veces me distraje con la conducta porque es lo que todos vemos, nos irrita, llama la atención, nos cansa y muchas veces nos avergüenza.
  El comportamiento de nuestros hijos no surge sin causa más bien refleja lo que hay en su corazón.
Si vamos a ayudar a nuestros hijos debemos enfocarnos con las actitudes del corazón que dominan su conducta.


Lizzy aprendiendo a ser mamá
Capitulo 1 de Cómo pastorear el corazón de su hijo.
Paginas 3 a 8.